Preguntas frecuentes

Si crees que tu hijo o hija puede tener altas capacidades hay varios cauces de identificación.

En primer lugar debes hablar con el tutor o tutora del centro y concertar una cita con la orientadora para que comiencen una valoración psicopedagógica.

Además, puedes acudir al pediatra comentándole tus inquietudes y puede hacer la derivación para que se le valore desde salud mental infantil.

La tercera vía, es la valoración en un gabinete privado por tu cuenta.

Se recomienda no solapar recursos, la elección de uno u otro dependerá de la disponibilidad de recursos en el centro escolar.

La valoración de un niño o niña de Altas capacidades cuanto antes se haga, mucho mejor.

Es cierto, que si se trata de un alumno de Educación Infantil, los resultados se expresan en niveles de desarrollo y no en puntuaciones de CI. Si la identificación está hecha, podemos intervenir desde el primer momento, ver su potencial y adecuar los recursos y la intervención a ella. La valoración debe ser siempre revisada cada 2 o 3 años.

  1. Existen diversas pruebas para valorar las AACC de los alumnos. A nivel individual están el WISC-V, el RÍAS, Matrices, la escala Leiter, para niños de Educación Infantil, Batelle, Escalas de desarrollo Merrill Palmer, WPSSI. A nivel competencial está el Badyg en todos los niveles. También están las escalas de creatividad como CREA y Torrance.

La familia debe ser el mayor apoyo emocional del niño o niña de AACC.

Debe enseñar a frustrarse, apoyar en los momentos en los que se sienta más vulnerable, hacerlos sentir aceptados. Hacerles ver que todos somos diferentes y que eso no es malo. Saciar su curiosidad, desarrollar sus fortalezas a través de juegos, actividades extraescolares, salidas a la naturaleza, libros, Nuevas tecnologías… Desarrollar sus habilidades sociales.

Los niños con AACC tienen derecho a una educación diferenciada, debido a sus necesidades educativas.

Tienen derecho a desarrollar todo su potencial de talento.

Cada centro educativo dispone de diferentes recursos según se le conceda por el Departamento de educación, cuyo criterio se basa en el número de alumnos censados con necesidades educativas especiales.

Los principales recursos son el enriquecimiento y la aceleración.

La aceleración es un recurso educativo que se utiliza con alumnos de AACC siempre y cuando se considere beneficioso para él/ella y cumpla una serie de requisitos socioemocionales que le permitan desarrollar todo su potencial.

El enriquecimiento curricular y la aceleración. Depende de los recursos de de los que disponga el centro y de la formación del profesorado en estos temas.

Al asociarte ANAC contribuirás a la defensa de las necesidades de los niños y niñas con aacc.

  • Organizamos cursos especialmente dirigidos para niños con aacc (a parte de la conveniencia intrínseca de su agrupamiento)
  • Organizamos formación para padres, orientadores y profesores en diferentes formatos (jornadas, talleres, cursos, etc)
  • Realizamos reuniones periódicas con la Administración para que se mejore su atención y para velar por el cumplimiento de la ley educativa